Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 21 de noviembre de 2017

ENTREVISTA a LAURA FERRERO (Qué vas a hacer con el resto de tu vida).

Autora

Laura Ferrero (Barcelona, 1984) es periodista y editora. Compagina su trabajo para diversas editoriales e instituciones culturales con la pasión por la escritura. Es autora del blog «Los nombres de las cosas» (www.lauraferrero.com) y sus artículos y reseñas han aparecido en publicaciones como La Vanguardia, FronteraD o Revisiones. Piscinas vacías es su primer libro de relatos. Publicado por primera vez en los formatos digital y papel en la plataforma de autoedición megustaescribirlibros.com, trepó de inmediato al top 100 de Amazon, con 5 estrellas en las calificaciones de todos los lectores (el máximo posible). ABC la entrevistó como autora revelación. En la actualidad trabaja en su nueva novela, de próxima publicación en Alfaguara.

Sinopsis

Con treinta años Laura deja a su pareja y abandona Ibiza para mudarse a Nueva York. Su juventud ha estado marcada por la relación con su padre, un hombre intolerante; su madre, que desapareció para regresar cinco años después; y Pablo, su hermano, que encuentra en la pintura la manera de luchar contra la enfermedad mental que padece.

En Nueva York, Laura empieza a trabajar en una editorial y a asistir a las clases que Gael, un misterioso conocido de su madre, imparte en la Universidad de Columbia.

¿Quién es Gael? ¿Qué sabe él de todo lo que ha ocurrido en su familia?

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

En realidad no somos tan distintos. Uno construye su propia vida, rodeada de los suyos, de los miembros de su familia, de sus amigos y conocidos. Uno se levanta cada día con sus miedos, sus dudas y sus incertidumbres. Uno sobrevive en un mar demasiado encrespado a veces, intentando mantenerse a flote. Y uno piensa, «Soy tan distinto». Es mentira. Nada está por inventar. A certezas como esta te conducen a veces libros como el de hoy, Qué vas a hacer con el resto de tu vida, una novela que te lanza a la cara ese interrogante indirecto como una bofetada, que te hace frenar en seco para replantearte tu vida, determinar en qué te has equivocado o cómo las equivocaciones de los demás te han influido. Y miras al futuro y te armas de valor.

Qué vas a hacer con el resto de tu vida es una novela de autobúsqueda, de encontrar ese lugar al que quieres pertenecer y poner en su sitio los lastres de los que llevas tirando demasiados años. De todo estoy hablé ayer con Laura Ferrero, una joven de treinta años que viene pisando fuerte. La avala Alfaguara y un volumen de relatos, Piscinas vacías, que se ganó a la crítica y al público. Esto es lo que nos contó.

Marisa G.- Laura, Alfaguara no solo publicó tu anterior libro de relatos, Piscinas vacías, después de una autoedición, sino que también se comprometió a publicar esta novela sin tenerla acabada.

Laura F.- Sí, cuando me captaron yo tenía nuevos relatos y me dijeron que podían contratarme para Piscinas vacías, incluyendo los nuevos relatos. Además también se ofrecieron a publicar esta novela, de la que solo tenía 40 páginas escritas. Se las mandé, les gustó, les encajó y aquí está.

M.G.- Depositaron mucha confianza en tí con solo 40 páginas escritas.

L.F.- Sí, muchísima. Todo fue muy bien. La editora me dio mucha confianza. Algo debió ver.

M.G.- Pues sí, sin duda, y no me extraña.

Bueno, Qué vas a hacer con el resto de tu vida es el título de tu primera novela publicada pero he estado leyendo por ahí que no es la primera que tienes escrita.

L.F.- No, hay más pero son de cuando tenía trece o quince años. Son las típicas libretas llenas de notas. Aunque sí que tengo otra novela que yo edité, con cuatrocientas páginas, pero eso se va a quedar ahí. Era una mezcla de las novelas que leía de mi madre con cualquier cosa que cogía por ahí. 

M.G.- No hay mucha intención de que salga a la luz.

L.F.- No, no,... Por el momento, no.

M.G.- ¿Y no te parece que  has elegido un título muy trascendental? Esa pregunta indirecta que nos asalta desde la cubierta, escuece un poco.

L.F.- Total. Creo que más que una pregunta es «la pregunta». Cualquier persona, en cualquier encrucijada y a lo largo de su vida, se la plantea alguna vez. ¿Para dónde tiro ahora? Cuando ya no te sirve nada de lo que tienes, tienes que plantearte reconstruir tu vida. En cierto modo, es una pregunta universal.

M.G.- Una pregunta que nos pone en un brete porque claro, no tiene respuesta fácil. Te obliga a reflexionar, a analizar tu vida anterior y a poner en tesitura los proyectos futuros.

L.F.- Te obliga a ser valiente, a considerar que igual lo que has tenido hasta ahora no te ha servido y toca cambiar y empezar de cero.

M.G.- He pensado mucho sobre tu novela, ante qué tipo de narración estamos. Qué vas a hacer con el resto de tu vida es una novela de relaciones personales en el seno de una familia «coja y maltrecha», como dice la propia Laura de esta historia. Ella la define como «la historia de cómo se pudre una familia». Pero hay muchas más cosas. ¿Qué dirías tú?

L.F.- Sí, claro. Laura empieza contando la historia de una familia, de cómo se ha ido al garete y cómo todos sus miembros han cogido un camino distinto pero en realidad lo que Laura está haciendo es contarse su propia vida, sus incertidumbres en la treintena, cuando te das cuenta de que todas esas certezas que te prometieron igual nos las vas a alcanzar. De alguna manera es una novela generacional que afronta un poco los miedos y las incertidumbres que tenemos.



M.G.- Pero son miedos universales porque aunque, Laura pertenezca a una generación en concreto, todos hemos tenidos esos miedos y esas incertidumbres en algún momento de nuestra vida.

L.F.- Sí, efectivamente. La pregunta qué vas a hacer con el resto de tu vida te la puedes hacer a los treinta, cuando ves que todos tus amigos tienen hijos y tú no, a los cuarenta, cuando ves que tienes hijos y te quieres separar, a los cincuenta, cuando tus  hijos se han ido de casa,... Es como si cada década estuviera marcada por unas incertidumbres propias de esa década, pero en el fondo el amor, la soledad, son temas universales que se concretan de una manera distinta según la edad que tengas, pero en el fondo todo es lo mismo.

M.G.- El concepto de la familia tiene mucho protagonismo en la novela. Como institución, ¿no crees que en estos tiempos está más descafeinada? No sé, en la época de nuestros abuelos, bisabuelos, había más cohesión. Ahora se tiende más al individualismo.

L.F.- El paradigma de la sociedad está cambiando. Es verdad que el concepto tradicional de familia se está diluyendo porque ahora mismo tenemos más opciones sobre la mesa. Nos dicen que somos una generación que tenemos tanto donde escoger que nos hemos perdido y es verdad, aunque tampoco te digo que era lo contrario y que solo tuvieras una única opción. Pero no sé si hemos sido educados para afrontar la situación en la que estamos ahora, encima con la crisis. Se nos han venido encima muchas cosas y todo muy rápido.

M.G.- Se puede decir también que tu novela es una novela de huídas, ¿no Laura? Al fin y al cabo todos los personajes tienden a alejarse de donde están. El padre se quiere ir a una isla, la madre los abandona, Pablo de algún modo también huye y Laura deja España y se marcha a Nueva York.

L.F.- Sí, pero si te fijas en la dedicatoria  menciono a los que buscan porque en realidad estos que huyen son gente que están buscando. Hay un doble juego. Todos se escapan hacia delante. Pablo se queda recluido en su mundo interior, la madre no tiene ni idea qué hacer con su vida, se va, vuelve,... Todos ellos de algún modo están exiliados, ya sea de un lugar o de una persona, y se van perdiendo.

M.G.- Sobre el exilio se habla mucho en la época que Laura trabaja en Nueva York, cuando asiste a las clases de Gael, ese personaje misterioso que tiene muchas preguntas que responder. En ese viaje a Nueva York, Laura busca una verdad que ella tiene interiorizada pero que no se atreve a verbalizar.

L.F.- Claro. Es mucho más poético pensar que te vas a Nueva York y que allí vas a encontrar detalles de una vida que tienes en Barcelona. A veces es necesario tomar distancia y respirar en otro lado para enfrentarte a las cosas pero terminas por darte cuenta que los problemas te siguen a todas partes. Laura llega a Nueva York con todo el peso de lo que lleva arrastrando y allí no puede arreglar sus problemas porque su historia no está en Nueva York, su historia está en Barcelona.

lunes, 20 de noviembre de 2017

LOS MUERTOS de James Joyce.

Resultado de imagen de los muertos alianza cien

Editorial: Alianza.
Fecha publicación: 1994.
Precio: 100 pesetas.
Género: Relato.
Nª Páginas:93
Edición: Tapa blanda.
ISBN: 9788420646275
Autor y Sinopsis

Uno de los máximos exponentes del impulso renovador de la prosa que se dio a principios de siglo y que dejó una impronta indeleble en la literatura posterior es JAMES JOYCE (1877-1941), autor de la novela Ulises, uno de los hitos literarios del siglo XX. Incluido en Dublineses -colección de quince relatos centrados en su ciudad natal, Dublín, que tiene como objetivo "denunciar el alma de esa hemiplejia o parálisis que algunos llaman ciudad" -. Los muertos constituye una pequeña obra maestra de la narrativa contemporánea que ha sido llevada a la pantalla recientemente por John Houston.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

En 1993 la editorial Alianza sacó a mercado una colección de pequeñas joyas bajo el nombre Alianza Cien, haciendo referencia a la editorial y al precio de cada ejemplar, cien pesetas. Según un artículo de El País, la idea era «recuperar autores y títulos que la superproducción editorial y la recesión económica están marginando injustamente. La programación abarca cuatro áreas -literatura española, literatura latinoamericana, literatura universal y clásicos y otros temas de carácter práctico-, la tirada inicial de cada título es de 250.000 ejemplares». Pues bien, de todos esos ejemplares que vieron la luz, por casa andan rondando unos cuantos títulos y algunos de ellos están sin leer a día de hoy. Los muertos de James Joyce acaba de abandonar la lista de pendientes.

Joyce es uno de esos autores de culto a los que me aproximo con mucho respeto y no menos temor. El Ulises es su obra más emblemática y tanto se ha escrito sobre ella que a mí me parece a día de hoy, fuera de mi alcance lector. No obstante, he preferido acercarme a Los muertos (The Dead), un breve relato que forma parte del volumen titulado Dublineses y que centra las historias que lo componen en el DubIín natal del autor, un volumen que consta de quince relatos, siendo Los muertos el último de todos ellos, el más extenso y que también ha originado mucha discusión literaria.

En Los muertos prácticamente toda la narración transcurre a lo largo de una velada, un acontecimiento anual, elegante y esplendoroso que congrega a una selecta concurrencia. Estamos en Navidad y las señoritas Morkan, -Julia y Kate-, han organizado una cena y un baile en su casa. Las hermanas son mujeres de edad avanzada, solteronas, que  conviven con una sobrina huérfana, Mary Jane, principal sostén de la familia. A priori parece que serán estas dos mujeres el centro del relato pero, como si de una película se tratara, la cámara se desliza suavemente hacia el verdadero protagonista, Gabriel Conroy, otros sobrino de las Morkan, y su esposa Gretta. Entre deliciosas viandas, cantos, bailes y conversaciones sobre nimiedades transcurre la noche que se encamina hacia un hecho culminante, un punto de inflexión que convierte esta historia en algo mucho más complejo que el retrato de una noche de ocio. Todo salta por los aires cuando en las despedidas se oye una tonada, La joven de Aughrim. 




Gabriel observa a su esposa Gretta totalmente abstraída de la realidad, ajena a lo que ocurre a su alrededor e inmersa en las ensoñaciones de sus recuerdos. Gretta está recordando algo que saca a su semblante la más profunda de las tristezas y Gabriel se azora inquieto sin saber qué ocurre. La confesión vendrá un poco más tarde, la certeza de un pasado que se echa de menos, que aún hoy duele y del que Gabriel era ajeno, lo que le provoca una incomodidad que no esperaba. Las emociones que nacen en el interior de este hombre, una vez conoce el secreto de su esposa, tendréis que descubrirlas vosotros mismos. Contar más de un relato que no llega ni a las cien páginas es peligroso. Solo os diré que en Los muertos hay secretos, viejos residentes del pasado que Gretta ha intentado mantener encerrados para poder disfrutar de una vida que le ha procurado un amado esposo, unos hijos maravillosos y una vida cómoda. No obstante, la tonada insufla aire a los rescoldos de unos sentimientos que aún arden.


En este enorme y breve relato de Joyce, cuyo título no está elegido al azar, hay que estar atento a la sutileza de las palabras. Gabriel es presentado desde distinto ángulo como si el autor quisiera que el lector tuviera una imagen completa del personaje para poder así evaluar si lo que le ocurre después es justo o no. Por un lado, las señoritas Morkan lo presentan como un hombre indispensable. Inicialmente se asustan porque Gabriel se retrasa un poco y no termina de llegar a la cena. Temen que le haya ocurrido algo porque Gabriel es pilar fundamental, hombre recto y ejemplo de todos. Su presencia otorga seguridad, confianza, serenidad y tranquilidad a todo aquel que se encuentre a su lado. Mientras él esté presente nada malo podrá ocurrir. Sin embargo, también será duramente criticado por la señora Ivors, una de las invitadas, una mujer independiente que parece haber descubierto una faz del joven que no todo el mundo conoce y que muestra un lado menos amable del invitado. 

Habrá otros personajes más secundarios como Freddy Malins, un tipo que suele acudir a estas reuniones en evidente estado de embriaguez, Bartule D'Arcy, un tenor retirado la propia Molly Ivors, una mujer incidiosa,... Son personajes que en cierta forma rompen la calma de estas reuniones sociales, como si en plena ventisca, una ventana abierta por descuido dejará entrar el frío invernal y quebrara el calor de hogar que se respira en cada de las Morkan.

Una de los aspectos que más me convencen en esta narración es la posición que ocupa el lector. Se podría decir que el lector se encuentra integrado en ese acto social como un invitado mudo que simplemente contempla las diversas escenas, casi oculto tras unos cortinajes, y que incluso acompaña a los personajes en sus momentos más íntimos. Ayuda a todo ello la ingente cantidad de descripciones que nos ofrece Joyce, que dibuja detalle a detalle cada escena, cada movimiento, cada emoción de los personajes en un ejercicio de total integración.

Los muertos, un relato del que tantísimo se ha hablado, breve pero que arrastra tal cantidad de interpretaciones que abruma (me pasó lo mismo con La metamorfosis de Kakfa) es un texto a descubrir por cada lector sin pararse demasiado que lo que opinen los críticos. Creo que en estos casos, es mucho más recomendable dejarse llevar por las impresiones que te puede generar el texto, las tuyas propias, sean simples, llanas, complejas, o incluso puede ser que te deje hasta indiferente. Todo vale, así que inténtalo. 

A todo esto, adaptaciones al cine hay muchas. Yo tengo pendiente de ver la del director John Huston. Ya os contaré.


[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

- Autores de la A a la Z
- 100 libros




Puedes adquirirlo aquí:

sábado, 18 de noviembre de 2017

Novedad editorial: EL ARTE DE MORIR DOS VECES de Alonso Barán.

Si te mueves por RRSS, visitas blogs, haces reseñas, mantienes contactos con autores varios y te gusta este mundillo es difícil que no conozcas el nombre de Alonso Barán, un autor madrileño de 39 años que busca su lugar en la literatura. Lleva publicados unos cuantos libros de distinto estilo y género, entre los que figuran El azar no se llora (Ed. Divalentis), un thriller psicológico del que ya os hablé en el blog (aquí) y Librepensamiento. Cómo no dejarse engañar (Ed. Diálogo), un breve ensayo sobre los mecanismos que se utilizan en política para dirigir el pensamiento y la mente.

megustaleer - El arte de morir dos veces - Alonso Barán
Con insistencia y ahínco ha seguido trabajando y el esfuerzo le ha reportado ahora una gran satisfacción. B de Books (antiguamente Ediciones B), sello del grupo Penguim Random House, publica su nueva novela que lleva por título El arte de morir dos veces, un thriller existencialista que trata sobre un hombre que finge su muerte para escapar de sus deudas, una buena escapatoria pero ¿saldrá bien? Eso solo lo sabremos cuando leamos el libro.

De momento os dejo con la ficha técnica y el booktrailer.

Autor

Alonso Barán nació en Madrid en enero de 1978. Es escritor, filósofo y guionista. Además de graduarse en Filosofía por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, tiene un máster en guion de cine y televisión, y otro en comunicación y política. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en medios de comunicación y es autor de un guion para el cine y varias novelas. Además de El arte de morir dos veces, ha publicado un ensayo de filosofía política y un thriller psicológico.

Sinopsis

Alex es una persona normal y corriente, alguien ahogado por las deudas a quien surge la oportunidad de cambiar su problemática existencia. Para aprovecharla sólo tiene que robar una gran suma de dinero, fingir su muerte y escapar a México. 

Lo que no imagina es que al tomar las riendas de su destino pondrá tras a él a toda la policía de los Estados Unidos y a su némesis, Solomon Schwarz, un ex militar traumatizado por la guerra de Irak quien sale de inmediato tras su rastro dejando un reguero de sangre a su paso y que no se detendrá hasta atraparlo. 

Durante su huida, Alex conocerá a extraños personajes de la América profunda cuyas aviesas intenciones convertirán su viaje en una asfixiante carrera por la supervivencia. 

Al mismo tiempo, a Moses y Becky Mitchell, marido y mujer y policías, el robo les obligará a emprender una persecución que los llevará, como a Alex y Schwartz, a atravesar carreteras, poblados y pantanos y enfrentarse a las más diversas situaciones (desde tornados hasta caníbales) y a una larga lista de personajes variopintos con los que entrarán en contacto durante su aventura. 

El arte de morir dos veces es un thriller existencialista minucioso en su forma de elaborar la intriga, grandioso en los escenarios y en la acción, y que aporta al lector una perspectiva reveladora sobre el tránsito por la vida. 

El arte de morir dos veces te dejará con la sensación de haber leído una novela trepidante y genial.

Puedes empezar a leer aquí.

Nª Páginas: 668
Precio: 17,00 €
Formato: Tapa blanda (Disponible en eBook)







[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]            

viernes, 17 de noviembre de 2017

LA CARCOMA de Daniel Fopiani.

Resultado de imagen de la carcoma daniel fopiani

Editorial: Off Versátil.
Premio Nova 
Fecha publicación: octubre, 2017
 Precio:  14,00 €
Género: Thriller.
Nª Páginas: 236
Edición: Rústica con solapa
ISBN: 978-84-16580-83-5
[Puedes empezar a leer aquí]


Autor

Daniel Fopiani Román, militar y escritor nació en Cádiz el 21 de marzo de 1990. En 2008 ingresó en las Fuerzas Armadas con el galón de soldado en el real y glorioso cuerpo de Infantería de Marina. Desde entonces ha realizado diversas misiones de paz en el extranjero. Actualmente ostenta el cargo de sargento de Infantería de Marina.

Además de su carrera militar, Daniel ha estado siempre vinculado a la literatura y ha cosechado varios premios, entre los más recientes el 1er. Premio en el X Certamen de creación literaria Poeta García Gutiérrez (2016) y el 1er Premio en el IV Certamen Internacional Ana María Navales (2016). También ha participado en numerosas antologías de relatos y es director de la revista literaria RSC.

Con La Carcoma ha obtenido el premio Valencia Nova de Narrativa en Castellano 2017 que otorga la Institució Alfons el Magnànim. 

Sinopsis

Ramsés es un escritor en horas bajas incapaz de escribir nada decente. El éxito comercial de su última novela parece haberle arrastrado hasta un bucle de inseguridad que lo mantiene bloqueado ante la página en blanco. La presión de la editorial y de las facturas sin pagar le llevan a aislarse durante un tiempo en la sierra de Cádiz con el propósito de recuperar su equilibrio mental tras meses de excesos y su pasión por la escritura.

Sin embargo, su estancia en el pequeño pueblo de La Carcoma, empieza a resultar perturbadora nada más llegar cuando, tras pasar la primera noche en la cabaña en la que se aloja, aparece un número pintado en la pared. Y el hecho no es aislado, pues cada día aparece uno nuevo en una cuenta atrás inexplicable y que se convierte en su obsesión. Sabe que su vida corre peligro y que los números no perdonan.

Una crisis creativa, sucesos misteriosos, muerte, amor y reconciliación con uno mismo. Todo ellos con un sabor profundamente rural y gaditano y una narración ágil y sin tapujos.

La Carcoma es un pueblo, pero también una metáfora.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Cuando las lecturas pendientes rebosaban lo indecente me llegó información sobre La Carcoma de Daniel Fopiani, recientemente galardonada con el Premio Nova de Narrativa en Castellano 2017 que otorga la Institució Alfons el Magnànim, bajo un jurado de postín que contaba entre sus miembros con Santiago Posteguillo, entre otros nombres del panorama literario español. Abrí aquel correo electrónico y leí la sinopsis de la novela. «Ojú», me dije o lo que es lo mismo: «¿Cómo digo yo que no a esto?» Los que me conocéis sabéis que me encanta el suspense y el misterio, que prefiero una novela de terror que una historia romántica, de ahí que decidiera aceptar esta lectura de la que ya os adelanto que he disfrutado mucho.
 
 
Con el curioso nombre de Ramsés Espinosa conoceremos a un escritor en plena crisis. Ramsés, a sus veintinueve años, ha publicado dos novelas de éxito pero desde entonces ha caído en picado. Lleva dos años sin producir nada de valor y tanto la editorial, que ya le entregó un adelanto, como su agente literario echan humo. En este mundo, los éxitos pasados no garantizan los futuros y eso genera una presión descomunal. Ramsés no sabe cómo exprimir su cerebro en busca de una nueva historia. Aturdido, preocupado y amargado, habla con su amigo Juan Jesús (Juaje), concejal del Ayuntamiento de Cádiz, prácticamente un hermano para el protagonista, que sabedor del mal rato que está pasando su amigo, opta por ofrecerle un refugio apartado del mundanal ruino, una cabaña ubicada en un pueblo de la serranía de Cádiz donde podrá encontrar paz y tranquilidad. El único inconveniente es que los vecinos de La Carcoma, así se llama el municipio, no son muy hospitalarios. Juaje advierte a su amigo que son bastante huraños pero Ramsés no va allí a hacer amigos. 
 
Quemando los últimos cartuchos, el protagonista de esta novela se traslada a aquel solitario lugar en busca de la inspiración que se le escapa de las manos. Nada más llegar un inquietante número 12 en el techo del salón de la cabaña perturba al visitante. Ramsés será el objetivo de una cuenta atrás que pone de los nervios al lector y su intención es abandonar esa cabaña en la que además ocurrió un extraño suceso ocho años atrás. 

Con estos mimbres comienza una historia que augura una lectura entretenida y llena de suspense. Sin necesidad de una gran ambientación, el lector se sumerge en un relato en el que los sucesos se producen sin un ritmo frenético pero generando la inquietud suficiente como para no querer dejar de leer. Los misterios se van sucediendo uno tras otro: ¿qué ocurrió en la cabaña tiempo atrás?, ¿tiene algo que ver con los sucesos actuales?, ¿quién hace esos dibujos en la cabaña?,... Incógnitas que quedarán debidamente resueltas en un desenlace que nos guarda más de una sorpresa. 

Y entre tanto suspense, un breve toque amoroso en el que por suerte, y esto lo recalco bien, se profundiza poco. Como lectora, no me suele gustar mucho una trama de misterio con relleno amoroso. Pero en esta ocasión, todo es muy sutil, o prácticamente inexistente, y lo poco que ocurre se deja a merced de la intuición del lector. Para mí es mucho mejor así porque desarrollar toda una historia de amor en un argumento como este hubiera afeado bastante la historia.  

Los detalles en la novela están muy cuidados. Hay que tener en cuenta que la acción transcurre en el año 2001 y, aunque parezca mentira, la vida era de otro modo. Acababa de llegar el euro, la tecnología móvil no estaba tan avanzada ni Internet estaba tan a nuestro alcance. Son aspectos que influyen de un modo u otro en el argumento y que Daniel Fopiani se encarga de mimar sin dejarse llevar por los anacronismos.  A su vez, cuida también la construcción del personaje, gente del sur de España, con unos hábitos orales que el autor se ha encargado de recrear. 

Por otro lado, el centro de atención en la narración no siempre recaerá sobre Ramsés. A veces, copará el protagonismo otros vecinos de La Carcoma con actividades sospechosas y diálogos entre ellos que aumentarán la tensión narrativa. Tendremos un actor desconocido cuya sombra planea por todo el texto o bien conoceremos la vida de otros habitantes del municipio, como Gema, la hija de la dueña de la cafetería que tiene una vida dura y amarga, o Luisito, un niño discapacitado al que todos adoran, Ernesto, el dueño de la única tienda de alimentación en el pueblo o Javier Loredo, el sargento de la Guardia Civil encargado de investigar lo que sucede en la cabaña que ocupa Ramsés. Y aquí señalo que el mundo de la Guardia Civil, como Cuerpo de Seguridad del Estado, está muy bien retratado en lo que se refiere a su pirámide jerárquica, los mandos y las actitudes, quizá como reflejo de la experiencia militar que tiene el autor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...